Camadas varias de cachorros de jack de Meuskans en Coruña
Camadas varias de cachorros de jack de Meuskans en Coruña

TARAS OCULARES

Ojo Bambam Ojo sano. Bambam de Meuskans

Las anomalías oculares pueden ser congénitas, hereditarias o adquiridas.

Se consideran adquiridas aquellas anomalías no asociadas a alteraciones genéticas, sino relacionadas con factores externos como infecciones, traumatismos etc.

Las anomalías congénitas, por definición, se producen durante la gestación, estando presentes en el momento del nacimiento del animal y pudiendo ser diagnosticadas a partir de la segunda semana de edad, cuando se produce la apertura fisiológica de los párpados en el perro. Las causas de estas patologías son diversas: infecciosa, déficit nutricional, farmacológica, irradiación, ambiental, etc.

El defecto hereditario es aquel que tiene la capacidad de ser transmitido a la descendencia, pudiendo estar presentes en el momento del nacimiento -congénitas- o aparecer en edades avanzadas -presentación tardía-.

El diagnóstico precoz de las enfermedades con presentación tardía es crucial, ya que los animales afectados pueden haber tenido descendencia previa a la aparición de los signos clínicos.

 

        Membrana pupilar persistente: durante el desarrollo embrionario del ojo, la túnica vascular del cristalino comporta un elemento situado delante del iris que obstruye el área de la pupila. Algunos días antes de nacer, esta membrana de la pupila desaparece y entonces el paso de la luz se hace posible a través de la pupila.

Se habla de persistencia de la membrana de la pupila cuando algunos elementos de esta estructura embrionaria persisten el 14º día, aún después de la apertura palpebral. Es una afección congénita y en algunas razas hereditaria

         Atresia de los puntos lagrimales: los puntos lagrimales son dos orificios, uno en el párpado inferior y otro en el superior, por donde la lágrima abandona el ojo. Cada punto lagrimal se conecta a un sistema de micro tuberías llamado sistema lagrimal cuya misión es evacuar las lágrimas del ojo drenándolas a una zona próxima a la nariz. Si estos puntos no están perforados (atresia) la lágrima no puede alcanzar el sistema lagrimal y esto hace que se derramen por el exterior del ojo tiñendo la zona lagrimal de una coloración más oscura, lo que se hace muy evidente en razas de manto claro.

        Aplasia palpebral: Desarrollo defectuoso del tejido palpebral

        Microftalmia: es una enfermedad congénita que consiste en un menor tamaño del globo ocular debido a un desarrollo incompleto del mismo.
La gravedad de la lesión viene dada por el grado de desarrollo -cuanto más pequeño es un ojo, menos probabilidades tiene de ser funcional- y la presencia o no de otras anomalías congénitas.

        Distiquiasis: las distiquias son pelos que emergen de los márgenes palpebrales a nivel de los orificios de apertura de unas glándulas que llamamos glándulas de Meibomio. No debemos confundirlos con las pestañas, ni con los pelos de la piel. Son pelos anómalos que están pero no deberían estar. Suelen ser muy finos, difíciles de ver a simple vista y rara vez ocasionan problemas. Suelen detectarse en exploraciones rutinarias y a menos que ocasionen molestias no requieren tratamiento.

        Triquiasis: En ocasiones las pestañas crecen desviadas hacia dentro del ojo causando lesiones semejantes a las que provoca el entropión, pero sin que el borde del párpado se gire.

        Displasia de retina: es una anomalía congénita de la diferenciación de una o varias capas de la retina. Debido a su frecuente presentación debe de tenerse presente siempre que nos encontremos ante un cachorro ciego. Se puede presentar de forma espontánea o inducida. Entre las causas que la inducen podemos citar los herpes virus, deficiencia de vitamina A, radiación por rayos X, algunos fármacos y  traumatismos intrauterinos.  De todas formas las causas hereditarias son las más frecuentes en el perro.

        Catarata: el ojo tiene en su interior una especie de lente, como una lenteja transparente que llamamos cristalino. Precisamente por ser transparente en condiciones normales es invisible. Cuando en esa lente se forma una “mancha” y deja de ser transparente decimos que se ha formado una catarata.    

        Luxación de cristalino: cuando el ligamento suspensorio del cristalino se rompe de forma  parcial –subluxación- o totalmente, haciendo que este se desplace de su posición normal.

        Entropión: consiste en que los párpados, casi siempre los inferiores, se enrollan hacia dentro sobre sí mismos, de tal forma que la zona de apoyo con el ojo ya no es el margen palpebral –zona bien delimitada, pigmentada y desprovista de pelos-, sino la propia piel de los párpados con todos sus pelos.

        Ectropión: es la situación contraria al entropión. Los parpados inferiores aparecen evertidos, como caídos, recordando a un Basset Hound.

        Vítreo persistente: es una afección congénita caracterizada por un desarrollo aberrante del vítreo primario anterior, y que se empieza a apreciar días o semanas después del nacimiento.

        Distrofia corneal : consiste en el depósito de cristales de lípidos o colesterol a nivel del estroma corneal, dando lugar a una serie de manchas redondeadas u ovales de aspecto muy característico. Suelen manifestarse en la etapa juvenil, generalmente antes de los dos años.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© MEUSKANS 2014 - 2017 <<Diseñada por Meuskans>>

Llamar

E-mail